¿Necesita algo? Llámenos al: 1.800.4BAYLOR(1.800.422.9567)
Tamaño del texto:

Trastorno del espectro autista

¿Qué es el trastorno del espectro autista?

El trastorno del espectro autista es un trastorno neurológico y del desarrollo que generalmente aparece durante los primeros tres años de vida. Un niño con autismo parece vivir en su propio mundo, mostrando poco interés en otros y una falta de consciencia social. El foco de un niño autista es una rutina consistente e incluye un interés en repetir conductas extrañas y peculiares. Los niños autistas con frecuencia tienen problemas en la comunicación, evitan el contacto visual y muestran apego limitado a otros.

El autismo puede evitar que un niño establezca relaciones con otros, en parte, debido a una incapacidad de interpretar expresiones faciales y emociones. Un niño con autismo puede resistirse a ser abrazado, juega solo, se resiste a los cambios y tiene desarrollo retrasado del habla. Las personas con autismo tienden a exhibir movimientos corporales repetidos, como agitar o mecer las manos, y tienen apegos inusuales a objetos. Sin embargo, muchas personas con autismo sobresalen consistentemente en ciertas tareas mentales, como contar, medir, arte, música o memoria.

¿Qué causa el autismo?

Los científicos no conocen la causa del autismo. La investigación sugiere que el autismo es una condición genética. Se cree que varios genes están involucrados en el desarrollo del autismo. Los estudios de investigación en autismo han encontrado una variedad de anormalidades en la estructura del cerebro y sustancias químicas en el cerebro, pero los hallazgos no han sido consistentes. Una teoría es la posibilidad de que el trastorno autista es un síndrome conductual que incluye varias condiciones distintas. Sin embargo, las conductas de la crianza no son la causa o un factor contribuyente a la causa o causas del autismo.

¿Quién resulta afectado por el autismo?

De acuerdo con los CDC, cerca de uno en 88 niños en los EE.UU. tienen el trastorno del espectro autista. El autismo es más prevalente en chicos que en chicas, con cuatro a cinco veces más chicos afectados que las chicas.

¿Cuáles son los síntomas del autismo?

Los siguientes son los síntomas más comunes del autismo. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • No interactúa socialmente con otros, incluso sus padres:

    • Muestra falta de interés en, o rechazo de contacto físico. Los padres describen a los bebés autistas como "desafectos". Los bebés y niños autistas no se confortan con el contacto físico.

    • Evitan el contacto visual con otros, incluyendo los padres

    • No tienen amigos ni interactúan con otros niños

  • No se comunican bien con otros

    • Su lenguaje es retrasado o no se desarrolla bien

    • Una vez se desarrolla el lenguaje, no lo usan para comunicarse con otros

    • Tiene ecolalia (repite palabras o frases repetidamente, como un eco)

  • Demuestra conductas repetitivas:

    • Tiene movimientos motrices repetitivos (como balancearse y agitar las manos o dedos)

  • Está preocupado, generalmente con luces, objetos en movimiento o partes de objetos

  • No le gusta el ruido

  • Tiene rituales

  • Requiere rutinas

Los síntomas del autismo pueden parecerse a otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte con al médico de su hijo para un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el autismo?

Se han desarrollado lineamientos estándares para ayudar a identificar el autismo en niños antes de la edad de 24 meses. En el pasado, el diagnóstico del autismo no se hacía sino hasta la edad preescolar tardía o después. Los lineamientos pueden ayudar a identificar temprano a niños con autismo, lo que significa que mientras más temprano, más efectivo es el tratamiento para el trastorno.

De acuerdo a los lineamientos, todos los niños antes de la edad de 24 meses deben ser examinados rutinariamente en busca del autismo y otros retrasos del desarrollo en sus chequeos del niño sano. Los niños que muestren retrasos del desarrollo y otros trastornos de la conducta deben ser adicionalmente examinados en busca de autismo.

La American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría) recomienda que todos los niños deben ser examinados en busca del trastorno del espectro autista a los 18 y 24 meses, independientemente de si tiene o no signos evidentes o que haya aflorado alguna preocupación por el progreso del desarrollo de un niño.

Al examinar a los niños temprano en busca de autismo, a los que se les diagnostique el trastorno pueden ser tratados de inmediato y de forma agresiva.

¿Cuáles son los lineamientos?

Los lineamientos estandarizados desarrollados para el diagnóstico del autismo realmente involucran dos niveles de evaluación del autismo. Evaluación de nivel uno, que debe realizarse para todos los niños que ven a un médico para chequeos de niño sano durante sus primeros dos años de vida, quienes deben ser chequeados en busca de los siguientes déficit del desarrollo:

  • No balbucea, apunta, ni hace gestos a la edad de 12 meses

  • No dice una sola palabra a la edad de 16 meses

  • Ninguna expresión espontánea de dos palabras (no ecolálico, o no está simplemente repitiendo los sonidos de otros) a la edad de 24 meses

  • Pérdida de cualquier destreza del lenguaje o social a cualquier edad

  • Ningún contacto visual a los 3 a 4 meses

El segundo nivel de evaluación se debe realizar si un niño está identificado en el primer nivel de evaluación con retraso del desarrollo. El segundo nivel de evaluación es un diagnóstico y evaluación más profundos que pueden diferenciar el autismo de otros trastornos del desarrollo. El segundo nivel de evaluación puede incluir procedimientos de diagnóstico más formales hechos por médicos clínicos especializados en el diagnóstico del autismo, incluyendo el historial médico; evaluación neurológica; pruebas genéticas; pruebas metabólicas; pruebas electrofisiológicas, como la CT, MRI o PET; y pruebas psicológicas.

Las pruebas genéticas involucran una evaluación por un genetista médico, un médico que tiene capacitación especializada y certificación en genética clínica. Esto es porque los síntomas del autismo pueden ser causados por varios síndromes genéticos, incluyendo el X frágil, fenilcetonuria (PKU) no tratada, neurofibromatosis, esclerosis tuberosa y una variedad de anormalidades cromosómicas. Un genetista puede determinar si los síntomas del autismo son causados por un trastorno genético, o si no tienen causa genética conocida. Si se diagnostica un trastorno genético, pueden estar involucrados otros problemas de la salud. La probabilidad de recurrencia en un embarazo futuro dependería del síndrome encontrado. Por ejemplo, la PKU es un trastorno autosómico recesivo con un riesgo de reocurrencia de uno en cuatro, o el 25 por ciento, mientras que la esclerosis tuberosa es un trastorno autosómico dominante, con un riesgo de reocurrencia del 50 por ciento.

En casos donde no se identifique causa genética para el autismo, la pareja tiene una posibilidad ligeramente mayor de tener otro hijo con autismo. La razón de este aumento sobre la población general se cree que es porque el autismo puede resultar de varios genes heredados de ambos padres actuando en combinación, además de factores ambientales desconocidos. No hay acción o inacción conocida que los padres pudieron haber hecho, o que no la hicieron, para hacer que ocurriera el autismo en un niño.

Siempre consulte con el médico de su hijo para un diagnóstico y para obtener más información.

Tratamiento del autismo

Los programas conductuales y educativos especializados están diseñados para tratar el autismo. La terapia conductual es utilizada para enseñar destrezas sociales, destrezas motrices y destrezas cognitivas (de pensamiento). La modificación de la conducta es también útil en la reducción o eliminación de conductas de inadaptación. La planificación el tratamiento individualizado para la terapia conductual es importante ya que las necesidades conductuales de los niños autistas varían grandemente. Se considera que la terapia conductual intensiva durante la infancia temprana y la capacitación en enfoques basados en el hogar y el involucramiento de los padres producen los mejores resultados.

Los programas de educación especial que están altamente estructurados se enfocan en desarrollar destrezas sociales, habla, lenguaje, auto cuidado y destrezas laborales. La medicación es también útil para tratar algunos síntomas del autismo en algunos niños. Los profesionales de la salud mental brindan asesoramiento parental, capacitación en destrezas sociales y terapia individual. También ayudan a las familias a identificar y participar en programas de tratamiento basados en las necesidades de tratamiento de un niño individual. El tratamiento específico será determinado por el médico de su hijo con base en:

  • La edad, salud global e historial médico de su hijo

  • Extensión del trastorno

  • Los síntomas de su hijo

  • La tolerancia de su hijo a medicamentos o terapias específicos

  • Las expectativas del curso del trastorno

  • Su opinión o preferencia

Prevención del autismo

Las medidas de prevención para reducir la incidencia o severidad de trastornos del autismo no se conocen en este momento.

Revisor médico: Louise Akin, RN, BSN
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith, RN, MSN, FNP, CCRC
Última revisión: 9/30/2008
© 2000-2014 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.