¿Necesita algo? Llámenos al: 1.800.4BAYLOR(1.800.422.9567)
Tamaño del texto:

El tabaquismo y las enfermedades respiratorias

Datos sobre el tabaquismo y las enfermedades respiratorias

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, las enfermedades causadas por el tabaquismo matan a más de 480,000 personas cada año en los EE. UU. De hecho, el tabaquismo es el responsable directo de prácticamente el 90 % de los casos de cáncer de pulmón y muertes por EPOC. Incluso con campañas antitabaquismo y advertencias de salud, muchas personas continúan fumando o empiezan a fumar cada año. Actualmente, alrededor del 8 % de los jóvenes menores de 18 años consumen tabaco.

¿Cuáles son los riesgos asociados con el tabaquismo?

Los fumadores no solo aumentan el riesgo de padecer una enfermedad pulmonar, incluido el cáncer de pulmón, sino que también aumentan el riesgo de otras enfermedades, como enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y cáncer oral (de boca). Los riesgos del tabaquismo, en relación con las enfermedades pulmonares, incluyen los siguientes:

  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que incluye lo siguiente:

    • Bronquitis crónica.La bronquitis crónica, una inflamación crónica de los bronquios (vías respiratorias grandes), se caracteriza por tos con mucosidad durante un periodo prolongado.

    • Enfisema.El enfisema, una afección pulmonar crónica que afecta las bolsas de aire de los pulmones (alvéolos), se caracteriza por dificultad para respirar, tos, fatiga, sueño y problemas cardíacos.

  • Cáncer de pulmón. El cáncer de pulmón es la proliferación anormal de células que pueden producir bultos, nódulos o tumores. Puede comenzar en el revestimiento de los bronquios (vías respiratorias grandes) u otras áreas del sistema respiratorio. Los síntomas del cáncer de pulmón incluyen tos, dolor de pecho, dificultad para respirar, sibilancia, infecciones pulmonares recurrentes, expectoración con sangre o color óxido, ronquera, inflamación del cuello y el rostro, dolor y debilidad en los hombros, brazos o manos, y fiebre inexplicable. El tabaquismo, incluso el ser fumador pasivo, es la principal causa de cáncer de pulmón.

  • Otros tipos de cáncer. El tabaquismo no solo aumenta el riesgo de cáncer de pulmón y oral, sino que también aumenta el riesgo de otros tipos de cáncer del sistema respiratorio, incluido el cáncer de nariz, senos paranasales, laringe y garganta. Y además, fumar aumenta el riesgo de muchos otros tipos de cáncer, como el gastrointestinal, urinario y del sistema reproductor femenino.

Los síntomas de las enfermedades pulmonares relacionadas con el tabaquismo pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Si tiene algún síntoma de enfermedad pulmonar, consulte a su proveedor de atención médica lo antes posible.

¿Qué tan peligroso es ser fumador pasivo?

Ser fumador pasivo es fumar lo que exhala un fumador y el humo que libera un cigarrillo, cigarro o pipa encendidos. Causa más de 7,000 muertes por cáncer de pulmón cada año en personas que no fuman. También puede derivar en afecciones pulmonares y enfermedades cardíacas. Los síntomas asociados con ser fumador pasivo pueden incluir los siguientes:

  • irritación de los ojos, nariz y garganta;

  • tos;

  • mucosidad excesiva en las vías respiratorias; y

  • malestar o dolor en el pecho.

Los bebés y niños expuestos al humo del tabaco tienen más probabilidades de experimentar infecciones de oído y asma. También tienen mayor riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) que los bebés y niños que no están expuestos al humo del cigarrillo.

¿Cuáles son los beneficios de dejar de fumar?

Las personas que dejan de fumar pueden revertir parte del daño a los pulmones. Otros beneficios de dejar de fumar pueden incluir los siguientes:

  • menor riesgo de enfermedad pulmonar;

  • menor riesgo de enfermedad cardíaca;

  • menor riesgo de cáncer;

  • reducción de las manchas del cigarrillo en los dedos y dientes;

  • menos accesos de tos;

  • eliminación del olor a cigarrillo viejo en las prendas y el cabello;

  • mejora del olfato y gusto; y

  • ahorro económico por no comprar cigarrillos.

¿Cómo afectan los cigarros el riesgo de una persona de sufrir cáncer de pulmón y otros tipos de cáncer?

Los cigarros representan un riesgo idéntico o mayor que los cigarrillos de desarrollar cáncer oral. Si bien muchos fumadores de cigarro no inhalan, el riesgo de cáncer oral, de garganta y de esófago es igual que para los fumadores de cigarrillo. Considere estos datos de los Centros para el Control de Enfermedades:

  • En comparación con los no fumadores, los fumadores de cigarro que inhalan tienen más probabilidades de desarrollar cáncer oral, de esófago y de laringe.

  • Los fumadores de cigarro que inhalan y fuman cinco cigarros por día pueden tener un riesgo de cáncer similar al de los fumadores de un paquete de cigarrillos por día.

  • El humo de segunda mano de los cigarros contiene toxinas y agentes causantes de cáncer (carcinógenos) similares al humo de segunda mano de los cigarrillos, pero en concentraciones más altas.

¿Cómo se deja de fumar?

Dejar de fumar es muy difícil. La Academia Estadounidense de Otorrinolaringología (American Academy of Otolaryngology) y la Asociación Estadounidense del Pulmón (American Lung Association) ofrecen las siguientes sugerencias para ayudar a los fumadores a dejar de consumir productos derivados del tabaco:

  • Piense en por qué desea dejar de fumar. Elabore una lista de los motivos.

  • Establezca una fecha para dejar de fumar.

  • Intente escoger un momento en el que sienta el menor estrés posible.

  • Pida ayuda y apoyo a sus familiares, amigos y compañeros de trabajo.

  • Si no realiza ejercicio, comience a aumentar su actividad física para mejorar su salud.

  • Intente descansar lo suficiente por la noche y comer saludablemente. Junto con el ejercicio, un descanso y dieta saludables lo ayudarán a sobrellevar el dejar de fumar.

  • Súmese a un programa para dejar de fumar o a un grupo de apoyo. Estos programas se encuentran disponibles en la mayoría de las comunidades. Y además, también existen programas disponibles por teléfono e Internet.

    • Ingrese en el sitio web http://www.smokefree.gov.

    • Intente con la línea directa de su estado para dejar de fumar. Llame al 1-800-QUIT-NOW (1-800-784-8669)

Medicamentos para ayudarlo a dejar de fumar

Existen medicamentos recetados y de venta libre que pueden ayudarlo a dejar de fumar. Consulte a su proveedor de atención médica sobre estos medicamentos y si alguno es o no es adecuado para usted.

Medicamentos de venta libre:

  • Parches de nicotina: la nicotina se libera a través de la piel.

  • Goma de mascar de nicotina: la goma de mascar libera nicotina rápidamente.

  • Píldoras de nicotina: las píldoras son similares a caramelos duros.

 

Medicamentos recetados:

  • Atomizador nasal de nicotina: la nicotina también se administra rápidamente.

  • Inhalador de nicotina: el uso de un inhalador es similar a fumar cigarrillos.

  • Zyban (bupropión): ayuda a reducir el deseo de nicotina.

  • Chantix (tartrato de vareniclina): ayuda a reducir el malestar de dejar de fumar y el placer que siente al fumar.

Revisor médico: Louise Akin, RN, BSN
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith, RN, MSN, FNP, CCRC
Última revisión: 7/3/2014
© 2000-2014 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.