¿Necesita algo? Llámenos al: 1.800.4BAYLOR(1.800.422.9567)
Tamaño del texto:

Las alergias y el sistema inmunitario

Las alergias y los trastornos del sistema inmunitario. La mayoría de las reacciones alérgicas son el resultado de un sistema inmunitario que responde a una “falsa alarma”. Cuando una sustancia no dañina tal como el polvo, el moho o el polen entran en contacto con una persona que es alérgica a esa sustancia, el sistema inmunitario puede reaccionar espectacularmente produciendo anticuerpos que “atacan” al alérgeno (sustancias que producen reacciones alérgicas). Las consecuencias de la entrada de un alérgeno en el cuerpo de una persona susceptible pueden incluir respiración con silbidos, comezón, goteo de la nariz, ojos llorosos o con comezón, entre otros síntomas.

¿Qué es el sistema inmunitario?

La función del sistema inmunitario es mantener las infecciones de microorganismos, tales como determinadas bacterias, virus y hongos, fuera del cuerpo, y destruir cualquier microorganismo infeccioso que invada el cuerpo. El sistema inmunitario está formado por una red compleja y vital de células y órganos que protegen al cuerpo de las infecciones.

Ilustración del sistema inmunitario
El sistema inmunitario - Haga clic para agrandar la imagen

Los órganos que intervienen en el sistema inmunitario se denominan órganos linfoides e influyen en el crecimiento, el desarrollo y la liberación de los linfocitos (un tipo determinado de glóbulos blancos). Los vasos sanguíneos y los vasos linfáticos son partes importantes de los órganos linfoides, puesto que transportan los linfocitos a y desde las diferentes zonas del cuerpo. Cada órgano linfoide cumple una función en la producción y activación de los linfocitos. Los órganos linfoides incluyen:

  • Las amígdalas faríngeas (dos glándulas situadas en la parte posterior del conducto nasal)

  • El apéndice (un tubo pequeño que se conecta al intestino grueso)

  • Los vasos sanguíneos (las arterias, venas, y capilares por los que circula la sangre)

  • La médula ósea (tejido graso y blando encontrado en las cavidades óseas)

  • Los ganglios linfáticos (pequeños órganos con forma de frijol, que están situados por todo el cuerpo y se conectan mediante los vasos linfáticos)

  • Los vasos linfáticos (una red de canales a través de todo el cuerpo que lleva los linfocitos a los órganos linfoides y al torrente sanguíneo)

  • Las placas de Peyer (tejido linfoide en el intestino delgado)

  • El bazo (un órgano del tamaño del puño situado en la cavidad abdominal)

  • El timo (dos lóbulos que se unen en frente de la tráquea, detrás del esternón)

  • Las amígdalas (dos masas ovales en la parte posterior de la garganta)

Trastornos del sistema inmunitario

Cuando el sistema inmunitario no funciona correctamente, deja al cuerpo susceptible de contraer una serie de enfermedades. Las alergias y la hipersensibilidad a determinadas sustancias se consideran trastornos del sistema inmunitario. Además, el sistema inmunitario cumple una función en el proceso de rechazo de los órganos o tejidos trasplantados. Otros ejemplos de trastornos del sistema inmunitario incluyen:

  • Cáncer del sistema inmunitario

  • Enfermedades autoinmunitarias, tales como la diabetes juvenil, la artritis reumatoide y la anemia

  • Enfermedades complejas inmunitarias, tales como la hepatitis viral y la malaria

  • Enfermedades de inmunodeficiencia, tal como el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA)

¿Cómo se vuelve alérgica una persona?

Los alérgenos pueden inhalarse, ingerirse o entrar a través de la piel. Las reacciones alérgicas comunes tal como la rinitis polínica (fiebre del heno), determinados tipos de asma y eczemas están vinculados a un anticuerpo producido por el cuerpo llamado inmunoglobulina E (IgE). Cada anticuerpo IgE puede ser muy específico, es decir, reacciona contra determinados pólenes y otros alérgenos. En otras palabras, una persona puede ser alérgica a un tipo de polen, pero no a otro. Cuando una persona susceptible se expone a un alérgeno, el cuerpo comienza a producir una gran cantidad de los anticuerpos IgE correspondientes. La subsiguiente exposición al mismo alérgeno puede producir una reacción alérgica. Los síntomas de una reacción alérgica variarán dependiendo del tipo y la cantidad de alérgeno encontrado y de la manera en la que el sistema inmunitario del cuerpo reacciona frente a ese alérgeno.

Las alergias pueden afectar a cualquier persona, sin tener en cuenta la edad, el sexo, la raza o el nivel socioeconómico. Generalmente, las alergias son más comunes en los niños, sin embargo, el primer episodio puede suceder a cualquier edad, y recurrir después de muchos años de remisión. Las alergias tienden a ser hereditarias (pasan de padres a hijos). Las hormonas, el estrés, el humo, el perfume o los irritantes del medio ambiente también pueden intervenir en la aparición o la gravedad de las alergias.

¿Qué es un shock anafiláctico?

Un shock anafiláctico, también llamado anafilaxis, es una reacción grave frente a determinados alérgenos, que pone en peligro la vida. Los tejidos del cuerpo pueden inflamarse, incluso los de la garganta. Un shock anafiláctico también se caracteriza por una repentina caída de la presión arterial. Los siguientes son los síntomas más comunes de un shock anafiláctico. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Otros síntomas pueden ser:

  • Comezón y urticarias en casi todo el cuerpo

  • Hinchazón de la garganta y la lengua

  • Dificultad respiratoria

  • Mareos

  • Dolor de cabeza

  • Calambres estomacales, náuseas o diarrea

  • Shock

  • Pérdida del conocimiento

Un shock anafiláctico puede producirse por una reacción alérgica frente a un medicamento, alimento, suero, veneno de insecto, extracto de alérgeno o sustancia química. Algunas personas, quienes son conscientes de sus reacciones alérgicas o alérgenos, llevan consigo un botiquín de emergencia para anafilaxis que contiene epinefrina (un medicamento que estimula las glándulas suprarrenales y aumenta la frecuencia y la fuerza de los latidos cardíacos).

Revisor médico: Louise Akin, RN, BSN
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith, RN, MSN, FNP, CCRC
Última revisión: 7/8/2012
© 2000-2014 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.